X Jornadas de la Sección de Psicoanálisis de la AEN. (21.02.2010)

X Jornadas de la Sección de Psicoanálisis de la AEN. (21.02.2010)

El Psicoanálisis en lo Social y en lo Político.
Madrid (Colegio de Médicos), 20 y 21 de Febrero de 2009.

Tríptico:

En las IXª  Jornadas planteamos el debate sobre “El psicoanálisis en la escena social” y en las que en su texto de presentación hacíamos la consideración de “la necesaria participación del psicoanalista en las vicisitudes de la política social y en la política del psicoanálisis”. Considerando que Lacan estableció que el inconsciente es la política, “en el sentido fundamental en que la política como expresión teórico-práctica del lazo social forma parte del discurso del amo”.

En estas Xª  Jornadas, pretendiendo dar continuidad a aquellos debates proponemos dilucidar cuestiones como: las características o vicisitudes de la práctica privada y/o pública tanto en las instituciones como en la consulta privada, así como los criterios de verdad y/o de mentira en éstas y en las prácticas de la política, del psicoanálisis y en la política del psicoanálisis.

Primero: consideramos que tanto en la práctica psicoanalítica pública como en la privada, la cura analítica se desarrolla en un espacio y un diálogo entre dos sujetos que no puede ser sino privado, si bien las referencias ideológicas, sociales o familiares del sujeto adquieren en la enunciación y en la producción de los enunciados una dimensión de la inserción pública del sujeto.

Partimos de nuestra reflexión a lo largo de nuestras jornadas de la Sección, que el psicoanálisis, tanto en la comprensión de la demanda del sujeto como en su abordaje analítico, es posible en la institución pública. Lo que no quiere decir que allí no se opere en una relación y diálogo privados entre analizante y analista.

Segundo: respecto a los criterios de verdad y/o de mentira en las prácticas de la política como las del psicoanálisis, ambas emergen del malentendido del lenguaje que afecta a los sujetos y a los discursos que se construyen en el seno de las colectividades humanas y que determinan el destino tanto de los sujetos singulares como de los proyectos políticos de los gobiernos que rigen a la población.

Para dilucidar la cuestión de la verdad y la mentira en psicoanálisis nos apoyamos en los axiomas de Lacan, cuado dice que la verdad solo se dice a medias o el medio decir de la verdad, o que la verdad tiene estructura de ficción. En el seminario 7, dice:”El medio decir es la ley interna de toda clase de enunciación de la verdad y lo que mejor encarna esto es el mito”. Habrá que articular estos axiomas con el efecto de mentira que el hecho de hablar le impone al sujeto. Hablar es mentir, pero allí precisamente se articula una verdad inalienable. No en vano Freud estableció que el discurso de la histérica, es el paradigma de la neurosis, el “Proton pseudos”, la mascarada y el proferi-miento de la mentira  o ficción de su síntoma, pero que esconde la verdad de la indeterminación de su deseo.

Habrá  que tener en cuenta la doble dimensión del síntoma como verdad que retorna como real en el sujeto y como mentira de la cadena significante que captura al sujeto. Ambos como encubrimiento de la castración que en definitiva es lo mas verdadero en la constitución del sujeto. Quedando como resto lo real articulado al objeto del deseo y de goce, que en la cura es imposible de atrapar, aunque el desafío del psicoanálisis es intervenir en lo real a través de lo simbólico.

La pregunta fundamental que animan estas jornadas, se desliza entre dos ejes:

Primer eje: ¿Lo público y lo privado es una construcción política que introduce en psicoanálisis una distorsión y/o velamiento del abordaje de la verdad versus la  mentira que emergen en la cura analítica?. ¿ Se trata de una disyunción espuria que dividió la praxis del abordaje de la subjetividad en lo público como ideal progresista y lo privado como una forma degradada de la atención movida por intereses inconfesables, principalmente económicos?. ¿Es la dimensión de lo público el sostén político sanitario de una  mentira encubierta de la práctica o ésta cae del lado de la dimensión de lo privado?. ¿O mas bien tenemos que afirmar que ambas dimensiones del discurso analítico son las dos caras de una misma experiencia, se desarrolle en la institución pública o en la privada?.

Segundo eje: Dilucidar lo que hay de verdad y/o de mentira en los dichos o proposiciones del sujeto sea singular o social, tanto en el dispositivo analítico como en la escena social o en los proyectos políticos. Habrá  que diferenciar la verdad o falsedad que se vehicula en los discursos psicoanalíticos, sanitarios, sociales y políticos que establecen una correspondencia de la palabra, el pensamiento y la cosa.

En psicoanálisis, la correspondencia del significante es con el resto de los significantes donde se genera los efectos de verdad y su anverso la mentira, mutuamente encubridoras, y que gobiernan a través del fantasma la existencia del sujeto en relación al objeto que lo causa en su deseo y en sus formas de satisfacción pulsional.

En los discursos social y político, el referente de la palabra es la cosa en sí, con las diversas posibilidades de malversación que el malentendido de la lengua puede inferir entre el significante y su correspondiente significado.

¿Es por lo tanto extrapolable la vertiente “verdad-mentira” de la cura analítica a la ”verdad-mentira” de los ideales y leyes que estructuran la organización social y los discursos políticos, ideológicos y culturales que la informan e instituyen?. ¿Habrá formas o procedimientos de interpenetración y/o fecundación-transformación de ambos discursos, amo y psicoanalítico, en su condición inversa que no afecte a la legitimidad de cada uno de ellos?.

Los intentos de respuesta a éstas y otras preguntas que se puedan formular, sería nuestra aspiración para las reflexiones que se desprendan de nuestras jornadas. Se trataría de dilucidar las vicisitudes y la entidad de tales características linguistico-discursivas en las aserciones de las prácticas del sujeto en el seno tanto del acto analítico como de la práctica política.

E. RIVAS

 

PROGRAMA

Viernes

9.30 hs. Presentación de las Jornadas.

10 a 12 hs. 1ª Mesa: Verdad y mentira en psicoanálisis y en política

Coordina: Jorge Alemán

Ponentes:

Mónica Unterberger (Miembro de ELP y AMP)

Germán Cano Cuenca (Filósofo)

Mercedes de Francisco (Miembro de ELP y AMP)

12 a 12,30 hs.-Pausa-Café

12,30 a 14,30hs. 2ª Mesa: Similitudes y diferencias entre la práctica pública y la privada en psicoanálisis

Coordina: Enrique Rivas

Ponentes:

Antonio Ceverino (SS Salud Mental Hortaleza)

José Ignacio Anasagasti (Fundación psicoanalítica/ Madrid 1987)

Andrés Borderías (Miembro de la ELP. Director del Centro psicoanalítico de consultas y tratamiento: CPCT)

16,30 a 18,30 hs. 3ª Mesa:  La política en psicoanálisis, verdad y transmisión

Coordina: Javier Frère

Ponentes:

Agustín Genovés

Bernardo Ferrante (Fundación psicoanalítica/ Madrid 1987)

Sergio Larriera (Miembro de ELP y AMP)

Sábado

10 a 12 hs.– 4ª Mesa: El inconsciente freudiano entre la verdad y el sentido

Coordina: Roberto Fernández

Ponentes:

Eduardo Chamorro

Armando Ingala

Gustavo Pis

12 a12,30 hs.-Pausa-Café

12,30 a 14 hs.: Asamblea de la Sección.

14 hs.: Clausura  de las IX Jornadas

 

Entrada libre previa inscripción

En Secretaría de la AEN,

C/ Magallanes 1, sótano 2, local 4

28015 Madrid

Tfno: 914314911

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*